B

“La gratitud es la memoria del corazón”.  

Jean –Baptiste Massieu, activista revolucionario francés 

Amado lector, esta mañana cuando te has despertado, ¿qué es lo primero que ha pasado por tus pensamientos, o la primera palabra que has dicho? ¿lo recuerdas? 

Es fundamental la manera en la que te despiertes cada mañana, antes ni siquiera de poner un pie fuera de tu cama, tienes que tener esto en cuenta, si quieres que tu día se desarrolle en armonía con la vida y puedas encontrar la paz, aunque se avecine alguna tempestad. 

PRACTICA LA GRATITUD. 

Dar las gracias por el nuevo día que la vida te regala, es lo primero que tendrías que hacer nada más despertarte. 

Hay mucho que agradecer, cosas sencillas que se te pasan desapercibidas pero que son las más importantes en tu día a día. No te preocupes si no sabías la importancia que tiene la gratitud, así estuve yo muchos años hasta que vi cómo cada vez que daba las gracias por todo lo que tenía, e incluso lo que aún no tenía, mi vida fue cambiando a mejor, y el Universo me dio muchos más motivos para agradecer. 

Te pongo aquí afirmaciones que hago cada mañana, y que te regalo para que tú también puedas ponerlas en práctica y observar la magia de la gratitud en tus días y en tu vida. 

Te aconsejo que las escribas en una libreta, y las tengas en tu mesita de noche para leerlas cada despertar y cada vez que vayas a dormir.

MIS AFIRMACIONES SOBRE LA GRATITUD: 

  • Yo estoy muy agradecida por regalarme un día más de vida. 
  • Yo estoy muy agradecida por el aire que respiro que me mantiene viva. 
  • Yo estoy muy agradecida porque me siento los latidos de mi corazón, señal de que estoy viva. 
  • Yo estoy muy agradecida por la cama que me arropa y donde sueño cada noche. 
  • Yo estoy muy agradecida porque tengo un techo donde vivir y estar cómoda. 
  • Yo estoy muy agradecida por la luz, por el agua, por los electrodomésticos, por las nuevas tecnologías. 
  • Yo estoy muy agradecida por todos los que me aman y amo. 
  • Yo estoy muy agradecida porque tengo para comer y poder vivir. 
  • Yo estoy muy agradecida porque hoy es otra oportunidad para poder acercarme más a mis sueños. 

Esta lista puede ser muchísimo más extensa, son solo algunos ejemplos, de todo lo que ya tienes en tu vida pero que a veces, vas tan deprisa que no le das importancia hasta que te falta. 

Si agradeces cada despertar, también a lo largo del día, y cuando vayas a dormir, te aseguro, que tu vida va a cambiar, pero ¿sabes qué? ¿eres capaz de hacerlo sin saltarte ni un solo día por muy cansado que estés y pase lo que pase?  

Sé sincero. 

Claro, todos queremos una vida mejor, pero no todos estamos dispuestos a hacer algo que te quita “tiempo” pero que te va a cambiar la vida, y entonces sigues quejándote, y culpando a todo lo externo por lo que te ocurre en tu día a día. 

¿Me equivoco? 

Te pongo un ejemplo, hoy empecé como cada mañana agradeciendo mi día, seguí con mi rutina de incorporar nuevos hábitos, esto lo hago los siete días de la semana sin importar festivos, y de repente se fue la luz y se fue la red móvil. 

Esto puede parecer una tontería, pero cuando estás casi dos horas sin luz y sin red, para poder comunicarte con los demás, entonces puedes comprobar la importancia de las cosas más sencillas y que a menudo no vemos. 

Tuve una revelación en esas dos horas, y fue que no estaba agradeciendo lo suficiente. 

La luz es esencial en nuestras vidas y no le prestamos la atención que merece ni somos lo suficientes agradecidos por tenerla. 

Con la luz nuestros hogares están calentitos, o fresquitos, la luz hace funcionar todos nuestros electrodomésticos, ilumina nuestras casas, etc. 

Y la red móvil hace que podamos comunicarnos hasta la otra punta del planeta, permite que podamos estar conectados, y sin embargo, parece como si siempre la hubiésemos tenido ahí, no agradecemos todas las comodidades que ya tenemos y lo privilegiados que somos. 

Cuando volvió la luz y la red, sentí una inmensa felicidad, dije: ¡WOOW, QUÉ NECESARIA ES, ¡Y LO POCO QUE LA AGRADEZCO! 

¿Te sientes identificado? 

NO SABEMOS LO QUE TENEMOS HASTA QUE LO PERDEMOS. 

Y esta frase puedes aplicarla a cualquier área y verás que es verdad. 

Cuando agradeces cada segundo de tu vida, y no piensas solo en lo que te falta, la vida te da más motivos para agradecer. 

El Universo, Dios, los Ángeles de la Guarda, te vigilan, y cuando ven que no agradeces lo poco o mucho que tengas, te lo arrebata, para que aprendas la lección, no quieren castigarte, solo quieren que valores lo que ya tienes. 

TENGO OTRO MENSAJE DE LOS ÁNGELES PARA TI: 

TÚ ERES ABUNDANTE 

TÚ TIENES LA MAGIA EN TU INTERIOR 

TÚ ERES ESA VARITA MÁGICA QUE PUEDE CREAR LA VIDA QUE SUEÑAS 

Puedes pensar que esto es surrealista, que la vida no es así, yo también lo pensaba, creía que la vida era cuestión de suerte, y cada día me dejaba llevar, si haber planificado nada, como si fuese una pluma que va hacia donde la lleve el aire. 

Pero como ya sabes, no estás solo, formas parte de un todo muy poderoso, que ha creado todo lo que ves y lo que no ves. Si tú formas parte de ese todo, tú tienes también genes que pueden crear esa vida que sueñas. 

Sin embargo, no es suficiente solo con pensarlo o escribirlo. 

Tienes que actuar y ser coherente con lo que dices. 

Si estás aplicando la GRATITUD cada día, y después sales a la calle y te quejas del tiempo, o de tu trabajo, o empiezas a criticar o entras en críticas ajenas, no vale de nada el ejercicio de gratitud que has hecho por la mañana. 

Aunque hoy no tengas todo lo quisieras, aunque estés pasando por momentos amargos, tienes que agradecer hasta esos momentos, porque te traen un gran aprendizaje cuando los trasciendes. 

Tienes que sentir que te mereces lo mejor, que eres feliz cada día, aunque se tuerza, y agradecer eso que aún no ves con tus ojos pero sí que sientes con el corazón cuando cierras tus ojos, o cuando sueñas por la noche. 

Imagina que tú eres esa varita mágica que puede hacer los sueños realidad, coge esa varita y bendice todo lo que tienes en tu vida, ya has comprobado lo mucho que tienes que agradecer. 

Bendice tus días, tu trabajo, las personas con las que te encuentres, envía amor a todo, los objetos que utilices, tu coche, tu casa, y verás cómo tu vida va cambiando. 

Cuando algo no funcione bien, no lo maldigas ni te quejes, RESPIRA PROFUNDAMENTE, desde la calma, todo se lleva mucho mejor, y desde el amor y la gratitud todo se transforma. 

Cuando notes que te vienes abajo, o que algo te preocupa, pregúntale a tus ángeles, ellos están ahí para ayudarte, y cuando lo hagas espera su respuesta y no te sorprendas cuando la recibas. 

“En el universo mágico no hay coincidencias ni accidentes. Nada ocurre a menos que alguien lo disponga”. 

William S. Burroughs, autor y poeta. 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies